TAPICERIA

En un momento en que no nos podemos dar el gusto de comprar muebles nuevos o, simplemente, preferimos recuperar alguna pieza cara a nuestros sentimientos, el tapizado o retapizado aparece como una solución casi mágica.

En rasgos generales es conveniente tapizar muebles si el armazón está en buen estado o si se trata de una pieza antigua.

Si se trata de una pieza antigua, que requiere un tapizado clásico, es recomendable acudir a un tapicero con experiencia en trabajos artesanales que sea capaz de revalorizar el mueble. A su vez, es muy importante mandar estos sillones a la cámara fumigadora antes de comenzar el trabajo; ya que los muebles antiguos suelen estar infectados y contagian al resto de los muebles de la casa.

En cuanto a los acabados, pueden emplearse tachas, galones, cordones dobles o ribetes sin que el precio aumente demasiado. El acabado en capitoné suele ser más costoso, porque requiere más trabajo y más tela.

En términos generales, un sillón de dos plazas necesita entre 10 y 12 metros de tela, mientras que uno de tres plazas demandará entre 14 y 16 metros. Para una butaca se requieren 2 ó 3 metros de tela, y en el caso de una silla harán falta unos 80 centímetros si se retapiza solamente el asiento, y alrededor de 1 ó 2 metros si también se tapiza el respaldo.

EN ESTILO FUNES LE SOLUCIONAMOS EL PROBLEMA DE SU TAPIZADO CON EXPERIENCIA Y PROFESIONALIDAD.

Haz click sobre la imagen para ampliar